29 nov. 2006

Si, si ¿eh? Filosofía rural 1 (el orgullo de ser de pueglo)

  1. - Si quieres hacer pintura realista tienes que pintar como Miguel Ángel ¿Y si Miguel Ángel quisiera hacer pintura realista?
  2. - Si quieres escribir bien tienes que haber leído al menos el Quijote… Si Miguel de Cervantes antes de escribir el Quijote no lo leyó, Miguel de Cervantes no escribe bien.
    (este lo he leído por ahí)
  3. - Si la gente se empeña en decirte que madures, ¿quiere decir que te quieren poco? Porque de todos es sabido que todo lo que madura tiende a caer y después a ponerse pocho.
  4. - Si te dicen una y otra vez, “Haz lo que yo te digo pero no hagas lo que yo hago”, solo puedes contestar "Haz lo que tu me dices y no hagas lo que tu haces"
  5. - Si te presentan a una chica muy guapa de esas que crees que no existen, y te dice que esta cansada, por favor no digas que si es que ha estado picando una zanja… Esto lo dije el otro día y hoy lo sigo pensando y me sale una carcajada. Normal que luego no ligue.
  6. - Si una mujer te dice que digas lo que estás pensando, no lo digas… te tomarían por tonto, yo ahora mismo estoy pensado que por qué si estrecho y extremo empiezan igual una escribe con equis y la otra no… Para que luego me vaya diciendo la gente que no pienso cosas interesantes.
  7. - Si el perro es el mejor amigo del hombre, la verdad es que exigimos bien poco para tener buenos amigos.
  8. - No reenvíes este texto a nadie en el mundo, no pongas una musiquita que se repita una y otra vez, no pongas la música del golpe si te compras un teléfono y lo pones en espera. Tom Penson no hizo nada de esto y ahora se dedica a hacer un curso de mecanografía por correspondencia… eso si, con las teclas destapadas, ya que Tom siempre estuvo a favor del nudismo y el destape.

    P.D.: to be wine

2 comentarios:

artecontrajorge dijo...

BIVA EL PUEGLOOOOO!!!!!!

(Bueno, viva mi pueblo)

julianolapostata dijo...

El punto 4 tiene realmente más miga de lo que parece. Hubo una vez un señor nacido en una ciudad que ya no existe que se llamaba Königsberg (la ciudad) que dedicó al tema tres o cuatro libros de esos que siempre salen en las colecciones de los quioscos.