5 mar. 2007

La primera vez que me publican algo en el extranjero

Bueno quién me iba a decir que lo primero que iba a publicar en el extrajero iba a ser un relato en vez de una ilustración, qué cosas.

Estimado Alberto,

La editorial francesa HATIER, especializada en libros de texto, está preparando actualmente un método de enseñanza del español titulado : “Cuenta conmigo”.Le agradecería que me dijese si nos autorizan a reproducir en dicho libro el extracto que sigue :

- "Relatos para antes de levantarse", Alberto Sobrino, Colectivo Satelite, 2004.
(adjunto el extracto )

Abajo, las informaciones que necessitan :

- formato: 19,5 cm x 28 cm
- numero de paginas: 224
- idioma: principalemente Español
- ambito: Francia
- tirada: 17 000 ejemplares
- fecha de edicion: Abril 2007

También nos gustaria grabarlo en la cinta audio que acompana dicho metodo y le agradecería que nos indicase cuáles serían sus condiciones.

Quedo a su disposición para cualquier información que necesiten. Atentamente,

Hoy me he quedado en casa. Es mi primer día de vacaciones, así que he preparado la comida, aunque me costó mucho decidir qué cocinar... Dudé demasiado porque no sabía qué hacer ... así que ante la duda decidí llamar a mi mujer que estaba en el trabajo.
-¿Diga? -Hola, mi petunia, que como estoy en casa te llamo para que me digas qué quieres que te haga de comida.
-Pero qué cretino eres, seguro que me llamas al trabajo para recordarme que estás de vacaciones.
-Que no, que no es eso, que me gustaría saber qué quieres de comida y te lo preparo. De verdad.
-¡Pues cógete el libro de cocina, y déjame en paz que estoy trabajando, no como otros! (Léase con cierto retintín.) Me colgó.
Acto seguido me puse el mandil, cogí el libro de cocina, y a cocinar se había dicho.
A eso de las tres y media mi mujer llegó a casa. Le pedí por favor que cerrase los ojos para mantener la tensión y se sorprendiese de lo que le había preparado. Aparté la silla e hice que se sentase. Le dije que antes de abrir los ojos esperase a que me hubiera sentado.
-¡Ahora! dije. Abrió los ojos. Luego los abrió aún más.
-¡Tú es que eres tonto, Osbaldo! ¿A quién se le ocurre cocinar el libro de cocina?
-Oye, es lo que tú me dijiste, ¿no?
-Lo dicho, Osbaldo; tú eres tonto.

Se levantó y se fue. Pegó un portazo y todo. ¡Menudo carácter! (Je, je.) Creo que estaba enfadada por el reparto que había hecho. Yo me había echado en el plato las pastas, y a ella le tocó un montón de hojas rehogadas. Y encima lo de las vacaciones. ¡Pobrecita!
Alberto SOBRINO, Relatos para antes de levantarse, Colectivo Satélite, 2004

6 comentarios:

yolanda dijo...

¡que pasada! ¿el libro entero?,¿y las ilustraciones?
Felicidades.

yolanda dijo...

Ah! ya leí con detenimiento....solo ese texto, aun así ¡que genial!

JACOBO MUÑIZ dijo...

Ahora soy yo el que dice "TOMA, TOMA Y TOMA, OLÉ, OLÉ Y OLÉ". Si te llamo Maestro Sobrino no es por pasar el rato sino porque si tuviera una editorial también publicaría tus trabajos.
Oye, que aparte de pedirte permiso no se olviden de pagarte ¿eh? Un abrazo muy fuerte y ENHORABUENA...

Adri dijo...

Enhorabuena!!!!!!

Raquel dijo...

eehhhrrr... creo que deberia decirtelo alguien... es extranJero, ouch!

Anónimo dijo...

Por que no:)